Sep 16, 2019 3:25 PM

Gobierno y empresarios negocian no incrementar el salario mínimo

Categoría: FMLN
Visto: 872 Veces

Wilfredo Berríos integrante del Frente Social y Sindical Salvadoreño (FSS), en el programa De Frente a las 7:30 de radio Maya Visión denuncia que el actual gobierno de derecha intenta privatizar el agua, la salud, educación y controlar las instituciones que velan por los derechos de los trabajadores como el Consejo Superior del Trabajo y el Consejo Nacional del Salario Mínimo para frenar un nuevo incremento al salario mínimo.

“El Ministerio de Trabajo en este caso en manos del actual ministro, Rolando Castro, no va a hacer nada a favor de la clase trabajadora; ya hay un compromiso con la ANEP, con los empresarios y lo que pretenden obviamente es no dar un incremento al salario mínimo, que no funcione el Consejo Superior del Trabajo a menos que lo integren pseudo dirigentes que sean cómplices y que estén a favor de ellos”, dijo Berríos.

Berríos quien, además, es integrante del Consejo Nacional del Salario Mínimo explicó que este año tocaba una revisión para un hacer otro incremento al salario mínimo pero el gobierno de derecha busca anular la propuesta técnica que ya habían presentado.

“Soy propietario en el Consejo Nacional del Salario Mínimo, junto con la compañera Marta Saldaña y dos suplentes, pero el ministro de trabajo nos ha deslegitimado y está en pláticas con la empresa privada y pseudo dirigentes para apartarnos, tomar el control y no incrementar ni cinco, o quizá me equivoque y aumenten diez centavos como una burla a la clase trabajadora, ante esta situación nosotros estamos a la expectativa y denunciando esto ante la OIT”.

El integrante del FSS recordó que durante los gobiernos del FMLN, “se logró ciertos objetivos con el Consejo Nacional del Salario Mínimo, se dio un incremento al salario mínimo de 300 dólares que benefició a la clase trabajadora”. Berríos además subrayó que desde que asumió el gobierno de derecha ha habido despidos masivos en diferentes instituciones públicas, violando así los derechos laborales de los trabajadores.