Visto: 9665 Veces

El acto oficial del XXII Encuentro del Foro de Sao Paulo que se celebra en San Salvador contó con la presencia del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, quien envió un contundente mensaje de desafío a la izquierda mundial por construir la unidad.

El presidente Sánchez Cerén señaló que la edición 22 del Foro de Sao Paulo se lleva a cabo en medio de crecientes embates de la derecha latinoamericana por retomar el poder a todo costo. "Las oligarquías se aferran a volver a las oscuras acciones del pasado", dijo. Sin embargo destacó que el trabajo de la izquierda continúa cosechando frutos. "Los golpistas nunca detendrán el avance y las conquistas logradas a favor de la mayoría de los pueblos", aseguró.

El mandatario agradeció al Foro de Sao Paulo por resaltar la lucha histórica del pueblo salvadoreño y por poner como ejemplo las transformaciones que el país está logrando en los gobiernos del FMLN. "Quiero felicitar al Foro porque han retomado un tema fundamental que ha sido éxito de la izquierda y el FMLN: el poder del pueblo", dijo. Aseguró que los salvadoreños y salvadoreñas van a continuar trabajando por su desarrollo y el de las naciones hermanas. "Nadie puede detener a un pueblo que ha decidido avanzar en libertad", dijo.

El mandatario se solidarizó con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, por la reciente destitución que ha sufrido por parte de los enemigos del desarrollo impulsado por el Partido de los Trabajadores de Brasil (PT). "Sabemos que el pueblo la va a restablecer en el poder", expresó. El mandatario señaló el disgusto de la derecha por los cambios generados en Latinoamericana: "lo que la derecha no tolera es que los gobiernos de izquierda trabajemos para reducir la brecha de la desigualdad y la injusticia social".

Entre aplausos y ovaciones de delegados nacionales e internacionales y del público general, el mandatario salvadoreño hizo un llamado a todos los partidos y movimientos de izquierda de América Latina y el mundo: "Ese es mi mensaje en este Foro, construir la unidad en la izquierda mundial”.