Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional
Spanish Arabic Basque Chinese (Simplified) English French German Italian Japanese Portuguese Russian Swedish

A 29 AÑOS DE LA PROCLAMACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN.
              
                    
Señor Presidente de Honorable Asamblea Legislativa, Licenciado Sigfrido Reyes
Compañeras y compañeros diputadas.


Señor Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Licenciado Salomón Padilla.


Señoras y señores Magistrados


Señoras y señores diputados al Parlamento Centroamericano


Señor Presidente de la Corte de Cuentas de la República, Licenciado Gregorio Sánchez Trejo y señores magistrados.


Señoras y señores Magistrados del Tribunal Supremo Electoral.


Señores representantes del Ministerio Público.


Miembros del Consejo Nacional de la Judicatura.


Excelentísimos señores embajadores y honorables jefes de misión diplomáticas acreditados en nuestro país.


Honorables señores representantes de organismos internacionales.


Señores miembros del gabinete de gobierno y señores representantes de instituciones autónomas.
Invitados especiales.


Pueblo Salvadoreño.


A 29 años de proclamada nuestra Constitución,  damos cuenta al pueblo de los esfuerzos y contribuciones que la Asamblea Legislativa y dentro de ella el Grupo Parlamentario del FMLN, ha realizado en defensa y cumplimiento de la Constitución; a la cual nos acogimos producto de los Acuerdos de Paz.


La defensa de la Constitución no es otra cosa que la defensa del pueblo, ya que nuestra constitución reconoce que la persona humana es el centro, es el  origen y es el fin del Estado; por ello éste a través de sus servidores públicos se organiza y trabaja para el logro del bien común que tiene cara de niña, de niño, de mujer, de hombre, de anciana y de anciano que viven en la ciudad, en el campo y en otros países.


Nuestro país, en sus 191 años de vida independiente, ha contado con 14 Constituciones, y todas, excepto la del año 1983 fueron cambiadas mediante un golpe de Estado para satisfacer intereses de grupos  económicamente poderosos.


La experiencia histórica nos enseña que cuesta mucho sacrificio lograr que se consagre el derecho como norma jurídicas exigible, y que no basta que estén escritos, se requiere de esfuerzos permanentes para que sean realidad. Valoremos entonces ambas circunstancias, el logro constitucional y la lucha permanente por que se respeten y practiquen.


Afirmamos con seguridad que ahora, es innegable la estabilidad de las instituciones constitucionales salvadoreñas, desde los Acuerdos de Paz éstas se han fortalecido a través de procesos de reformas y readecuaciones.


Las expresiones organizadas de obreros, campesinos, intelectuales y estudiantes, han luchado a lo largo de generaciones por la conquista de la libertad en sus dimensiones económica, política, cultural y social, aún a costa de sufrir repatriaciones, represión, y persecución política; lograron consignar derechos y libertades en la Constitución. A ellas y ellos nuestro reconocimiento por su valioso legado.


La Constitución de 1983 recoge derechos ya establecidos en constituciones anteriores como el derecho al honor y a la intimidad establecida por primera vez en la Constitución Federal de 1898; la libertad de transitar por nuestro país, la  libertad de pensamiento, de asociación, derecho de petición y respuesta, la inviolabilidad de la morada, la inviolabilidad de la correspondencia, todos consagrados en la Constitución Federal de  1824. Contiene nuestra Constitución, derechos y libertades que habían sido establecidos  por primera vez en la Constitución de 1841 como el derecho al debido proceso y la libertad de culto;    el  Habeas Corpus vigente desde 1842.


El derecho al trabajo concebido como función social garantizado en la Constitución de 1880;  la igualdad de los hijos e hijas, el aguinaldo, la remuneración de la jornada laboral nocturna, el contrato colectivo, las salas cunas en los centros de trabajo conquistadas en la  Constitución de 1950; la igualdad de remuneración por igual trabajo,  el salario mínimo, el derecho a horas extraordinarias, y la indemnización por despido garantizados en la constitución de 1945;  ocho horas laborales garantizada en la Constitución Federal de 1921 y  en la nacional de 1950.

El descanso remunerado antes o después del parto, conquistado en la Constitución de 1939. El derecho a la educación como inherente a la persona humana conquistada en la Constitución de 1950, la educación parvularia y básica gratuita cuando la imparta el Estado, se garantizaron por primera vez en la Constitución de 1872. La salud pública como derecho humano, garantizado desde 1939;  el sistema político pluralista que se expresa por medio de los partidos políticos establecido por primera vez en la Constitución de 1983; el sistema económico que debe responder a principios de justicia social conquistado también en 1950.


Es importante recordar que la facultad de los jueces de declarar la inaplicabilidad de las leyes nace en la Constitución de 1939, y hay destacar que no siempre estos derechos enumerados antes fueron desarrollados en la legislación correspondiente y mucho menos respetados y cumplidos por los distintos gobiernos de las épocas que nos han antecedido.


La Constitución de 1983, recoge los principales logros democráticos conquistados a lo largo de la lucha del pueblo salvadoreño, el nuevo avance democrático que representa la constitución de 1983 se lo imprimen las reformas fundacionales propiciadas por los Acuerdos de Paz que se aprobaran en 1991 mientras se estaba todavía negociando. Más de 20 reformas a la misma se han aprobado cumpliendo el procedimiento establecido en el art. 248 que señala quién tiene la competencia para introducir reformas constitucionales y cuál es el procedimiento a seguir, lo cual es un hito histórico democrático importante, que da fe del empeño político en construir y sostener el nuevo Estado Constitucional, Democrático de Derecho; esta es la principal credencial de la nueva institucionalidad democrática.


Las últimas reformas a la Constitución vigente,  fortalecen y amplían los derechos de los y las habitantes, éstas fueron aprobadas en el año 2009, fortalecen la seguridad de las personas al reformar el art. 24 referente al derecho a la libertad y privacidad de las telecomunicaciones, que excepcionalmente permite la intervención, sólo mediante  orden judicial y únicamente para investigar delitos de especial gravedad como el crimen organizado, narco tráfico y homicidios. De igual trascendencia fue la reforma que amplía el derecho de sindicalización para los empleados públicos y la gratuidad de la educación  media cuando la imparte el Estado.


A esta legislatura le corresponde aprobar reformas constitucionales de especial trascendencia ya que significan la incorporación positiva del derecho humano al agua y a la alimentación, así  como el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios. Nuestros votos están listos para aprobarlas.


Las y los diputados del FMLN, se sienten satisfechos por la responsabilidad con la cual el gobierno está representando al pueblo salvadoreño en el concierto de las naciones, dando sentido al derecho internacional y comunitario; ya no existen pueblos vetados, ahora extendemos nuestra amistad a todos como siempre debió ser. Reconocemos la labor importante de las Naciones Unidas aunque criticamos directamente que no siempre ha actuado oportunamente  para evitar o contener a los sedientos de poder, que realizan hasta  "guerras de carácter preventivo" que han traído dolor, luto y hambre a millones de personas en el mundo.


El pueblo salvadoreño ha tenido una experiencia positiva en las Naciones Unidas, sus espacios se abrieron para contribuir a resolver nuestros más graves problemas. Recordamos al relator especial al Profesor Pastor Ridruejo con sus atinadas, agudas e imparciales recomendaciones para la protección de los derechos humanos de las personas civiles en lucha por la libertad del pueblo salvadoreño que culminó con una mediación exitosa del Secretario General de la ONU Dr. Javier Pérez de Cuellar, quien nombró como su representante al Señor Álvaro de Soto, logrando el Acuerdo de Paz que ahora constituye un modelo para los esfuerzos del mantenimiento de la Paz de la ONU en todo el mundo.


Supimos agradecer y también defender nuestras posturas en el proceso de implementación de los Acuerdos de Paz con los integrantes de la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en El Salvador, recordamos con respeto al señor Iqbal Riza, por su imparcialidad , conocimiento técnico y profunda vocación democrática; nos relacionamos y brindamos la información requerida por la Comisión de la Verdad integrada por los señores Belisario Betancur, Reinaldo Figueredo y Thomas Burgenthal y valoramos como valioso e histórico el trabajo que realizaron y, que algunos sectores políticos descalificaron. En ese informe la comisión destacó la impunidad y falta de independencia que existía en el órgano judicial.


Más recientemente hemos agradecido que el 21 de diciembre de 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas haya proclamado el 24 de marzo como Día Internacional del Derecho a la Verdad, en relación con violaciones graves de derechos humanos y de la dignidad de las víctimas, emulando este reconocimiento,  la  vida y obra de nuestro obispo mártir Monseñor Romero. El Consejo de Derechos Humanos en el 19 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos celebrada entre el 27 de Febrero y de marzo de 2012 se creó una nueva relatoría especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición y esperamos que la escogencia de su relator/a sea un éxito.


El pueblo Salvadoreño y el FMLN nos hemos relacionado  con funcionarios/as de las Naciones Unidas con dignidad, respeto, franqueza e igualdad. Hemos recibido con entusiasmo y responsabilidad a varios relatores especiales temáticos y a grupos de trabajo como el de desapariciones forzadas o involuntarias y relatores especiales sobre Violencia contra la Mujer, entre otras y a la relatora Especial sobre la Independencia de magistrados y abogados. Es importante que  la relatora  guarde una postura realmente técnica, como ella misma lo definió,  conozca de mejor manera nuestro marco constitucional y la historia del pueblo salvadoreño.


La comunidad internacional y el pueblo salvadoreño puede estar seguro que los magistrados de la sala de lo Constitucional electos por esta Asamblea Legislativa, por cierto, no todos cumpliendo los mismos requisitos que la constitución le exige, tienen sobrada independencia, y esto lo reconocen quienes comparten y quienes no comparten sus sentencias;  saben que gracias al pueblo salvadoreño ahora puede impartirse justicia y exigimos que ésta sea imparcial y para todos. Ya que  no podemos decir a ciegas que cualquier sentencia vale solo con base a la instancia que la emite, es legítima también si se apega a la Constitución y como todos reconocemos, nos obliga a jurarla y a ser fiel cumpliéndola de acuerdo a su texto. "No podrán reformarse dice nuestra Constitución determinados artículos, los que afectan el sistema de gobierno, al territorio de la República y a la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República" por lo mismo si una asamblea legislativa no puede reformar este tipo de artículos, menos lo puede hacer una sentencia.


En nombre del pueblo y en cumplimiento de la Constitución  hemos electo al Presidente del Tribunal de Ética Gubernamental,  al Fiscal General de la República, a  Magistrados y Magistradas de la Corte Suprema de Justicia, y nos complace saber que existen mejores relaciones de trabajo entre sus miembros, ya que  en el pasado éste se ha dificultado por la existencia de demandas y contrademandas.
En el marco de  la Constitución y respondiendo a los problemas  de nuestro pueblo, hemos aprobado leyes que fortalecen derechos para todos y especialmente para segmentos específicos de nuestra sociedad. Se garantizan los derechos de las Mujeres a  la igualdad  y a vivir libres de Violencia, se protege a las víctimas de accidentes de tránsito, se asegura el derecho de los jóvenes al primer empleo con estímulos a los empresarios que les empleen, para garantizar las vacunas, la calidad y el precio de los medicamentos, fondos para la reforma de salud y el fomento a la agricultura familiar. Como FMLN nos regimos para dar nuestros votos en la ponderación de si se legisla en el marco de la Constitución para el cambiar y mejorar la vida de nuestro pueblo, para sacar adelante nuestra patria.


Es crucial legislar para garantizar  el derecho de respuesta, establecido en el art. 6 de nuestra Constitución, Como FMLN hemos presentado propuestas y esperamos una pronta discusión y aprobación de la misma.


Los derechos políticos de las y los ciudadanos se han visto fortalecidos con mejoras en nuestro sistema electoral, consideramos que uno de los logros más importantes es haber mantenido con nuevos aires la independencia y colaboración entre los órganos fundamentales del Estado; cada instancia cumpliendo su mandato y cada instancia defendiendo sus espacios vitales dentro de los límites establecidos en la Constitución.


Consideramos que uno de los logros más importantes es haber mantenido con nuevos aires la independencia y colaboración entre los órganos fundamentales del Estado Salvadoreño, cada instancia cumpliendo su mandato y cada instancia defendiendo sus espacios vitales dentro de los límites establecidos en la  constitución: legislar, ejecutar y sancionar, sin invasiones temerarias ni arbitraria de ningún órgano del Estado sobre otro, cumpliendo el art. 86.


Amigos y amigas, compañeros y compañeras el dueño de la Constitución es nuestro pueblo, nuestra gente, al celebrar su promulgación invitamos a todos y a todas a trabajar por cumplirla en su finalidad última, el bienestar y la felicidad de sus integrantes, ese es nuestro compromiso.


Muchas gracias y que tengan todos una alegre navidad y un buen año nuevo.

Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional
Secretaría de Comunicaciones del FMLN
Reservados todos los derechos